Introduccion

En este blog les vamos a ilustrar la vida de el mejor jugador de el mundo de toda la historia, el GRAN DIEGO ARMANDO MARADONA

jueves, 12 de agosto de 2010

Mundia Mexico 86


Ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona. Arranca por la derecha el genio del fútbol mundial. Puede tocar para Burruchaga... Siempre Maradona. ¡Genio, genio, genio! Ta, ta, ta, ta, ta ... ¡Gooooooool gooooooool! ¡Quiero llorar! ¡Dios santo, viva el fútbol, golaaaazo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme, Maradona en recorrida memorable, en la jugada de todos los tiempos, barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina? Argentina 2 - Inglaterra 0. ¡Diegol, Diegol!, Diego Armando Maradona. Gracias, Dios. Por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2 - Inglaterra 0.
Víctor Hugo Morales


Tras el Mundial de 1982 se produjeron varios cambios en la selección argentina. El más importante fue el cambio de la dirección técnica, ya que Carlos Salvador Bilardo había reemplazado a Menotti. El segundo fue un cambio en la capitanía: mientras que el capitán representativo durante la era Menotti fue Daniel Passarella, durante la era Bilardo sería Maradona; esta sería una de las razones que, años después, iniciaría una pelea entre ambos. Sin embargo, desde su expulsión en la segunda ronda del mundial, el 2 de julio de 1982, hasta el 10 de mayo de 1985 no disputó ningún partido para la albiceleste, debido a que Bilardo quería armar su equipo con jugadores que se desempeñaban en el fútbol argentino. El regreso, tras casi tres años de ausencia, se produjo en un amistoso contra el seleccionado paraguayo disputado en Buenos Aires, en preparación para las eliminatorias de la Copa Mundial de Fútbol de 1986. El encuentro finalizó con un empate 1:1, con un gol de Maradona.


El grupo en el que Argentina debía conseguir la clasificación estaba compuesto por Venezuela, Colombia y Perú. El debut se produjo el 26 de mayo, en un duro partido contra Venezuela en San Cristóbal. El partido finalizó con una victoria por 3:2, con dos goles de Maradona y uno de Passarella. Le seguiría una victoria contra Colombia por 3:1, el 2 de junio en Bogotá, otra victoria por 3:0 a Venezuela el 9 de junio en Buenos Aires, otra victoria por 1:0 a Colombia el 16 de ese mes, también en Buenos Aires, una derrota por 1:0 frente a Perú el 23 en Lima y un empate en dos goles contra la misma selección en Buenos Aires. Este último partido, jugado el 30 de junio, le permitió a la selección argentina clasificarse a la Copa del Mundo, relegando a Colombia y Perú al repechaje, que finalmente ganaría Paraguay.

Las malas actuaciones durante los partidos de preparación de cara al mundial no generaban entusiasmo en los hinchas argentinos: un empate 1:1 frente a México el 17 de noviembre de 1985; una derrota por 2:0 frente a Francia el 23 de marzo de 1986; una victoria por la mínima diferencia, 1:0, frente al Grasshopper-Club Zürich el 1 de abril; una victoria por 7:2 frente a Israel el 4 de mayo y un empate sin goles frente al Junior de Barranquilla el 15 de ese mes.

El primer partido en el mundial se disputó frente a Corea del Sur el 2 de junio, en el Estadio Olímpico. Fue una victoria por 3:1, con dos goles de Jorge Valdano y uno de Oscar Ruggeri. El segundo partido fue contra los defensores del título, Italia, el 5 de junio en la ciudad de Puebla. El encuentro finalizó 1:1, con un gol de Maradona en el minuto 34 del primer tiempo. El tercer y último partido de la fase de grupos fue contra Bulgaria el 10 de junio, nuevamente en el Olímpico. La victoria por 2:0, un gol de Valdano y otro de Jorge Burruchaga, le permitió obtener la primera posición del Grupo A y clasificarse para octavos de final. Durante esta fase, tanto Maradona como Valdano criticaron a las autoridades de la FIFA por programar partidos al mediodía, pues si bien este horario era funcional a la transmisión televisiva, las altas temperaturas podían afectar la salud de los jugadores.

En los octavos de final debían enfrentarse con Uruguay, el clásico duelo rioplatense, el 16 de junio en Puebla. La selección charrúa se había clasificado como mejor tercero, en el Grupo E, por lo que en un principio parecía un partido accesible a pesar de la presencia de Enzo Francescoli. Sin embargo, Argentina ganó apenas por 1:0, con gol de Pedro Pasculli.

En los cuartos de final debió enfrentarse a Inglaterra, en el partido más recordado de la carrera de Maradona. El partido tenía además connotaciones extrafutbolísticas, ya que cuatro años antes se había producido la Guerra de Malvinas, lo que también produjo incidentes en las tribunas entre simpatizantes argentinos e ingleses.[18] El partido, jugado el 22 de junio en el Estadio Azteca de la Ciudad de México, contó con dos de los goles más recordados en la historia de los mundiales, conocidos popularmente como el Gol del Siglo y La mano de Dios. La Mano de Dios se produjo a los 51 minutos, cuando el defensor inglés Steve Hodge rechaza erróneamente el balón hacia su propio arco y, en una pelota disputada entre Maradona y el arquero inglés Peter Shilton, el jugador argentino levanta su puño izquierdo impactando el balón y convirtiendo el gol. La denominación del gol se debe a las declaraciones realizadas después del partido, cuando al preguntarle si lo había convertido con la mano respondió "yo no la toqué, fue la mano de Dios".[19] En el segundo, elegido en el 2002 como el mejor gol de los mundiales (Gol del Siglo),[20] Maradona partió desde su propio campo y eludió a seis jugadores ingleses (Glenn Hoddle, Peter Reid, Kenny Sansom, Terry Butcher, Terry Fenwick y al arquero Shilton) antes de rematar y convertir el tanto.[21] El triunfo por 2:1, el descuento fue marcado por Gary Lineker, le permitió a la Argentina alcanzar las semifinales.

La semifinal fue el 25 de junio frente a Bélgica, también en el Azteca. Los belgas habían alcanzado esa instancia tras clasificar como mejor tercero en Grupo B, vencer a la Unión Soviética en octavos de final y a España por penales en cuartos. El partido resultó menos complicado de lo esperado: un triunfo por 2:0 con dos goles de Maradona. La final, jugada nuevamente en el Azteca, fue contra Alemania Federal el 29 de junio. El encuentro comenzó bien para los argentinos, José Luis Brown convirtió el primer gol a los 23 minutos y Valdano amplió la ventaja a los 55. Sin embargo, dos goles de cabeza, uno de Rummenigge a los 74 y otro de Völler a diez minutos del final, empataron el partido. Tres minutos después del gol de Völler, Maradona coloca una asistencia a Burruchaga, quien convierte el tercer y último gol del partido.

Con esta victoria por 3:2 Argentina conseguía su segunda Copa del Mundo, y Maradona, como capitán, fue el encargado de levantar la copa. Tras su regreso a Buenos Aires, se reunieron con el Presidente de la República Raúl Alfonsín, y salieron al balcón de la Casa Rosada a saludar a la gente que había colmado la Plaza de Mayo. Gracias a la excelente actuación durante el torneo, Maradona fue galardonado con el Balón de Oro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

que opinas de este gran blog?